Edgar Allan Poe 200th

My Dearest Children,

tuve ya hace cerca de 200 años la oportunidad de, en uno de mis escasos viajes a los Estados Unidos de América, pisar los callejones de Baltimore por los que deambulaba uno de los más grandes genios de la literatura universal, el gran Edgar Allan Poe, del que se dice ahora que presentaba terribles cuadros clínicos psicopatológicos que le llevaban a alcanzar estados alterados de conciencia, contra los que no tenía más remedio que luchar a través del pernicioso alcohol. Pero es muy improbable que el delirium tremens le ayudara demasiado a salir de esos terribles estados en los que podía entrar en contacto con lo imposible, con todos aquellos monstruos de su subconsciente. O quizás fuera el alcohol el que le arrastrara a esos otros mundos.

Fuera el alcohol causa o consecuencia, el caso es que el pobre Edgar era una de esas personas con una hipersensibilidad a flor de piel que le hacía la vida imposible. Pero, ¿era realmente lo que veía, lo que sentía Edgar producto de una imaginación enfermiza? ¿O era su tremenda sensibilidad un canal de contacto con lo imposible? ¿Veía el enfermo o el alcohólico esos monstruos de su subconsciente o percibía el sensitivo aquello que sólo unos pocos pueden notar y de lo que sólo podía escapar mediante el papel o las bebidas espirituosas? Yo nunca había pensado que nadie pudiera ver los espíritus de los muertos, pero ¿qué puedo decir yo ahora, consciente de mi incorpórea apariencia y tal como llegue hasta este moderno mundo?

 Hoy, 19 de enero de 2009, hace exactamente 200 años que vino al mundo este desventurado, autor del famoso poema El Cuervo, y en la red se conmemora tamaño acontecimiento en sitios como http://www.poe200th.com/ o con el propio Poe recitando “The Raven“:

Hoy Poe cumple 200 años y sigue provocando miedo y admiración y no le olvidamos Nevermore, nevermore, nevermore.

Yours faithfully,

Nicholas Twill

Anuncios

~ por Nicholas Twill en 19 enero 2009.

2 comentarios to “Edgar Allan Poe 200th”

  1. Sea. Desde aquí te recordamos, Edgar. Has de saber que en nuestros tímpanos resonarán para siempre tus palabras y permanecerán en nuestra retina las imágenes de tus historias, per secula saecularum. Tal vez algún día podamos compartir un buen chocolate caliente, un buen fuego, una de tus terroríficas historias y, sobre todo, disfrutar de tu compañías. Así lo espero, no importa el siglo, ni el tiempo, ni el espacios…

  2. El gran Poe… señor de lo oscuro y lo bello, de la soledad y la melancolía. Padre de Ligelia, de la Mascara de la Muerte roja, del Gato Negro o de El Péndulo.
    Uno de los escritores con los poemas mas bellos jamás escritos como Anabel Lee, como Alone, If you want…

    Una mente de otra época, muy presente en una joven de este siglo.

    Te dejo un corto que te va a hacer gracia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: